Skip to main content

Confianza, un camino de doble vía.

La confianza es un concepto cercano para todas las personas, una palabra que probablemente han escuchado a lo largo de su vida, sin embargo, la definición de esta puede ser distinta para cada quién. Este atributo es una base fundamental para las relaciones humanas, que toma bastante tiempo en formarse y puede bastar un segundo para perderse.

La palabra confianza viene del latín que significa acción de confiar; compuesta por el prefijo «con» que quiere decir junto o globalmente, más «fides» que significa fe o confianza, y el sufijo «anza» que es acción (Tomado de conceptodefinicion.de/confianza/) de allí viene su definición que según la RAE es la “Esperanza firme que se tiene de alguien o algo.”

Esta definición la considero muy bella, la relaciono con sentirnos sostenidos por la vida misma y esperar lo mejor posible del otro. Sin embargo, ver el mundo con esos ojos se facilita mucho cuando se ha tenido una infancia en la que los padres o cuidadores acompañaron desde el amor y lograron brindar al niño un entorno seguro, para aquellas personas que aprendieron a ser defraudados o maltratados por aquellos en los que confiaban, darse el permiso de confiar puede ser una tarea mucho más compleja, pero ¡se puede!.

Actualmente, en Colombia, por nuestra historia, hitos y formas, hay una crisis de confianza. Por ejemplo, hacia quienes nos gobiernan, sin importar partido u orientación política, siempre se tiene cierta noción de que en dichas posiciones de poder no hay honestidad, escuchar frases como “Votemos por el que menos robe”, muestra claramente una desconfianza profunda hacia las instituciones gubernamentales; También he visto marcada una desconfianza hacia los sistemas de salud, educación, seguridad, empresas, entre otras; de forma más individual las mujeres en su mayoría desconfían de los hombres, piensa en esto: ¿al salir a la calle cuántas veces volteamos hacia atrás para ver que no nos están siguiendo? Nos sentimos en peligro (si quieres ampliar este tema puede leer este artículo: https://cultness.com/ser-mujer/) .

¿Qué hacer entonces con esta crisis? creo que como individuos tenemos varias formas de aportar a la generación de confianza en la sociedad, no tenemos el alcance de transformar un sistema de gobierno, o la seguridad de la ciudad, pero sí podemos empezar en primer lugar confiando en nosotros mismos. Cuando empezamos a mirarnos, a trabajar en aquellas heridas, y a impulsar nuestros talentos y dones, aumentamos la seguridad en nosotros mismos y nos vemos capaces de lograr muchas cosas… desde ahí inicia todo.

Normalmente como estamos hacia afuera, a las personas que más defraudamos en a nosotros mismos. El tiempo que más “sacrificamos” es el tiempo personal, si hay una reunión importante y ya no hay agenda, se hace en la hora del almuerzo, si tenías una cita para arreglarte las uñas, pero hay un familiar que quiere visitarte, corres tu cita ¿lo ves? Cumplirnos a nosotros mismos, priorizarnos, ver la importancia en nuestros compromisos personales es una gran forma de generar un vínculo de confianza personal.

Así mismo, cuando alguien confíe en nosotros, tratemos de no traicionar esa confianza, de ser honestos con el otro y con nosotros mismos, comprometernos en lo que podamos cumplir, y en lo que no, desistir o alzar la mano con tiempos prudentes para alcanzar a reaccionar. Para generar confianza es indispensable la trasparencia y la humildad.

Y por último, confiemos en el otro, al menos en las personas más cercanas. Este es un ejercicio de soltar el control y dejar que el otro sea y se mueva como considere, aceptando su forma, su ritmo y despidiéndonos del “yo lo hubiera hecho mejor”. También confiar en el otro se trata de no suponer, de esperar a que se lleven a cabo las cosas de la mejor manera y de que las personas tienen buena intención, si crees que las personas que te rodean no tienen las mejores intenciones vale la pena revisar a quiénes estas dejando entrar a tu vida.

En cuánto a las empresas, Confianza es un atributo que empezó a cobrar importancia en las últimas décadas, desde corrientes como el capitalismo consciente, que la mencionan como una de las cualidades de una cultura consciente (J Mackey; R. Sisodia, Capitalismo consciente, 2016), así que  dichas instituciones quieren brindar esa sensación en sus públicos de interés. Cada vez vemos más apertura con su información, más acciones responsables y enfoque en la gente. Como se titula este artículo la confianza es en doble vía, así que confiar en los equipos, en las personas que los componen es fundamental para una cultura interna sana y para poder generar esa confianza que se quiere, es lo mismo “de adentro hacia afuera”.

Para concluir, considero que cultivar esta virtud en la sociedad nos va a llevar a evolucionar como especie, no se trata sólo de confiar en los demás por confiar, sino de que cada uno de nosotros trabaje por ser personas confiables, honestas y auténticas, y esa va a ser una contribución para una mejor sociedad.

 

 43 Vista totales,  2 Vistas hoy

Leave a Reply